7 jul. 2015

Julia y sus ojos que no parpadean

La de Julia fue una sesión muy especial. Su madre y yo fuimos compañeras de barriga y llevábamos mucho tiempo organizando cuándo y cómo hacer este reportaje que parecía que nunca iba a llegar. Reconozco que por más niños que pasen por mis manos, no puedo evitar ponerme nerviosa como la primera vez, cada vez que tengo que fotografiar a alguno. Y con Julia me pasó… pero a lo bestia. Estaba muy nerviosa y también un poco insegura porque tenía tantas expectativas puestas en ella que me puse de los nervios nada más verla. Sin embargo, las cosas no pudieron salir mejor; no pude quedar más contenta con esta familia que se volcó absolutamente en facilitarme a mi las cosas. Yo le estoy muy agradecida a esta mamá por lo gran colaboradora que se mostró pero también le estoy muy agradecida a la abu; no sólo por todo lo que ayudó, sino por la paz que me transmitió. Abu, como ya te dije, vuelve cuando quieras que yo estaré encantada de recibirte pero eso sí, el cafetico lo pones tú! ;)  

Como veréis, Julia es una nena super bonica que se dejó hacer de todo. Aguantó como una campeona y sus ojitos no llegaron a parpadear en toda la tarde. Es una cría tan resalá que ha sido el primer bebé que me ha hecho un Pataky.  Toma ya!

©Almudena Quesada. Todos los derechos reservados