26 jul. 2013

¡Qué viva el CIRCO! ¡Qué viva la MAGIA!


        Bueno, hoy me lo he tomado libre. La semana pasada estuvo repleta de eventos y, por tanto, trabajo (¡bien!). La semana culminó con nuestra participación en Mil Compras Express que la concejalía de Comercio de nuestro ayuntamiento organizó en la urbanización de Mil Palmeras. Sólo puedo dar las gracias a las muchas, muchas, muchas personas que pasasteis por allí, que me dejasteis sin material, sin papel y sin tinta y que quisisteis participar en el simpático photocall circense que con tanto cariño preparamos. No he podido conservar todas las tomas de la noche porque también me dejasteis sin espacio en la tarjeta de memoria J. Trabajamos mucho, es verdad, pero mereció la pena.
        De entre todas las opciones que se me ocurrieron me decanté por el circo  por muchas razones pero principalmente porque ya está bien de andar por la cuerda floja, de hacer malabares todos los meses, de escuchar malas noticias… ¿A quién le hace daño una chispa de ilusión, de alegría, de volver a la niñez, de disfrutar en familia de una noche divertida? El circo es sinónimo de todo eso; de inocencia, de diversión, de música, de vida libre. ¡Que viva el circo y que viva la magia!

          Os dejo con una pequeña muestra de lo que hicimos en Mil Palmeras.
http://www.youtube.com/watch?v=keKoBCLfXcI&feature=youtu.be