4 sept. 2014

En los mapas del cielo el sol siempre es amarillo...

                   Así es, amarillo, reluciente y bonito. Es el sol, nuestro sol, el que sale cada día para recordarnos que hay que levantarse y empezar de nuevo. El que dora nuestras pieles y nos pone reguapos cada año en verano y el que también se pone molesto cuando le salen competencias como las que vais a ver a continuación. Claro que… de tal palo tal astilla J  y en la casa de estos niños… madera hay un rato, o no papis?

©Almudena Quesada. Todos los derechos reservados